miércoles, 30 de septiembre de 2009

El Fabuloso Hombre Araña (suple El Tony)

Tenía 6 años y estaba caminando con mis padres por la avenida principal de Rio Ceballos, Córdoba, cuando de uno de los parlantes colgados de los postes escuche por primera vez el nombre "Hombre Araña". Era la publicidad de la revista "El Tony" y enseguida supe que quería esa revista. Mi padre me prometió comprarla. Y asi, con esa certeza, seguimos de paseo, en el atardecer serrano.
Varios días después, cuando iniciamos el regreso a Buenos Aires, le recordé a mi padre su promesa.
Y él cumplió. Me compró un número del Tony.
Lo que no sabíamos era que no todos los números del Tony traían el suple del Hombre Araña. Y asi durante las casi 12 horas de viaje en tren me la pasé buscando y rebuscando en las páginas de esa revista lo que tanta expectativa me había creado.
Al fin, decepcionado, y como ocurre generalmente con las decepciones infantiles, me fuí olvidando del asunto. Estabamos en 1966.
Dos o tres años mas tarde, de visita en casa de mi prima Lilí, ella me regaló los ejemplares que muestro más abajo. Asi, por fin, pude conocer a aquel misterioso personaje que despertó tanta curiosidad en aquellas vacaciones cordobesas.
Comprendí entonces que esa atracción tan solo de escuchar el nombre tenía fundamentos más profundos. Mi cabeza, acostumbrada a sosos personajes como el Batman o el Superman (de aquellas épocas) que llegaban a mi a través de las revistas mejicanas (Novaro), voló por los aires con la complejidad del personaje arácnido.
Con el tiempo me fui convirtiendo en un fan, y además de los suple del Hombre Araña, con el poco dinero que tenía fui comprando, mientras podía, alguna que otra revista de la Marvel.
Pero esa es otra historia para compartir.



Nº178 y Nº197. Los primeros que tuve, gracias a mi prima Lilí, alrededor de 1968.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Creative Commons License
Esta obra está licenciada bajo una Licencia Creative Commons Atribución-No Comercial-Sin Obras Derivadas 2.5 Argentina.